lunes, 20 de noviembre de 2017

21 noviembre 2017 (2) Heraldo de Aragón

21 noviembre 2017 



Dos grapos se enfrentan hoy a 74 años de prisión por el secuestro de Publio Cordón
Teijelo y Gómez Méndez custodiaron en un chalé de Lyon al empresario y lo enterraron en Mont Ventoux


La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional celebra hoy el que puede ser último juicio por el secuestro del empresario Publio Cordón, que ocurrió el 27 de junio de 1995 en el Canal Imperial de Zaragoza. Los dos grapos José Antonio Ramón Teijelo y Victoria Gómez Méndez se enfrentan a un total de 74 años de cárcel por los delitos de detención ilegal exigiendo rescate, un homicidio cometido por omisión y una estafa agravada. Es la tercera vista oral que se celebra por el secuestro de Cordón en las dos décadas transcurridas.
Los acusados custodiaron al empresario en un chalé de Lyon, que alquilaron como profesores españoles de francés y con documentación falsa. A la tercera semana del cautiverio, Cordón intentó escapar por una ventana tras salir del armario en el que estaba retenido, pero lo descubrieron y él se precipitó al suelo. Aunque lo recogieron con vida, no lo llevaron a un centro hospitalario y murió mientras esperaban las instrucciones de la dirección de los Grapo que estaba en París. Teijelo y Gómez Méndez, junto con Fernado Silva Sande, trasladaron el cadáver del empresario a Mont Ventoux, a 250 kilómetros, donde lo enterraron.
El fiscal detalla que el 26 de julio de 1995, casi un mes después del secuestro, la acusada Victoria Gómez Méndez alegó que estaba muy enferma para justificar su vuelta a España. Así rescindieron el contrato de alquiler firmado para un año del chalé situado en la calle de la Batteríe, del barrio de Bron, en Lyon. La estafa agravada por la que se les acusa se produjo el 9 de agosto de ese año cuando Pilar Muro, esposa del empresario, reunió 400 millones de pesetas (2,4 millones de €) como rescate y la familia entregó el dinero en París a los grapos ya condenados Enrique Cuadra Echeandía y Fernando Silva, cuando Cordón ya estaba enterrado.
Veinte testigos citados
El juicio podría demorarse una segunda jornada, según fuentes jurídicas, porque hay veinte testigos citados a declarar, entre los que se encuentra el arrepentido Fernando Silva Sande, quien ya desveló el final del cautiverio de Publio Cordón ante el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional y ha propiciado la investigación de la Guardia Civil desde 2009. "Fernando no tiene miedo a nada, aunque su colaboración no ha recibido beneficios penitenciarios porque ya cumplió en enero de 2016 la mitad de la pena y todavía no ha obtenido un permiso de salida", apuntó su abogada Natalia Crespo.
La declaración de Silva Sande provocó también que se haya ido seis veces a Mont Ventoux desde 2009 para localizar el lugar donde enterraron a Cordón, aunque no se ha encontrado. Pero su testimonio facilitó el hallazgo del chalé de Lyon donde estaba el zulo y la juez instructora Carmen Lamela tomó declaración a la dueña del inmueble, Julienne Galibert, quien no se desplazará al juicio de hoy por su avanzada edad y se leerá su testimonio.
Están citados a testificar los grapos Enrique Cuadra Echeandía y Concepción González, quienes ya cumplieron su pena de 27 años por su participación en el secuestro. Asimismo, declararán Pilar Muro y su abogado José Ramón Rubio.
Doce equipos de la Guardia Civil han sido citados para prestar testimonio y corroborar sus informes de inteligencia y periciales como el ADN de Victoria Gómez Méndez encontrado en la saliva del sobre de las cartas de Cordón a su familia durante el cautiverio.
Un equipo de la Guardia Civil informará sobre la prueba grafística realizada de los signos encontrados en el armario que sirvió de zulo (P. Se; 2ª Se y 3ª Se con palotes marcados 15 días) y determina que fueron realizado por Cordón. El abogado defensor del grapo José Antonio Ramón Teijelo solicitó una contraprueba sobre estas anotaciones y el calígrafo negará la autoría del secuestrado.



21 noviembre 2017 Diario Vasco

21 noviembre 2017 



Piden hasta dos años de cárcel por insultar en Twitter a Pilar Manjón

Se trata de Tomás S. y Fernando R., quienes en 2014 escribieron en sus cuentas de Twitter comentarios "a sabiendas de que con ello ofendían gravemente y ocasionaban una pública humillación" a Manjón, que dejó la presidencia de la asociación de víctimas el año pasado después de 12 años al frente.
Para el primero, el fiscal solicita dos años de cárcel y otros 15 de inhabilitación absoluta, mientras que para el segundo, Fernando R., pide un año y medio y 10 más de inhabilitación.
Según expone el ministerio público en su escrito de conclusiones provisionales, con sus publicaciones, ambos sabían que estaban dañando a Pilar Manjón "en su calidad de víctima del terrorismo".
Aún así, Tomás S., que contaba con 6.056 seguidores en Twitter, escribió comentarios como "A Pilar Manjón le tocó la lotería cuando le reventaron al hijo" o "Imagino que el padre del hijo de la Manjón no dice nada porque no sabe quién es". En ellos, también la llegó a llamar "puta prototerrorista".

Por su parte, Fernando R. escribió un único comentario objeto de acusación: "¿Qué se puede esperar de una mala madre que hace negocio apoyando la impunidad de los asesinos de su hijo?".

sábado, 18 de noviembre de 2017

18 noviembre 2017 (4) El Periódico de Catalunya (opinión)

18 noviembre 2017



Religiones en la escuela 
"La escuela tendría que alfabetizar en temas religiosos"
Fernando Reimers, experto en integración escolar, aboga por enseñar cultura de las religiones para acabar con los extremismos
El profesor de Harvard alerta también del aumento de las desigualdades entre pobres y ricos

No se trata de volver a estudiar doctrina religiosa como se hacía antes, dice Fernando Reimers, profesor de Educación Internacional en la Universidad de Harvard. Pero sí se trata, prosigue este especialista, figura de referencia en materia de equidad e integración escolar, "de alfabetizar a los jóvenes en asuntos religiosos". "Porque la religión influye en los sistemas de valores de la mayoría de personas y porque sin comprender la diversidad religiosa, la integración se hace casi imposible", afirma. 
Reimers, que esta semana ha paseado su voz rotunda y su amplio conocimiento por el recinto de la cumbre mundial de innovación educativa (WISE, en sus siglas en inglés) celebrada en Catar, constata, en una conversación con este diario, que una de las asignaturas pendientes en prácticamente todos los sistemas escolares de los países occidentales es la educación en valores cívicos, en ciudadanía global. Solo así se va a caminar hacia una integración real de los inmigrantes, insiste cuando se cumplen tres meses de los atentados de Barcelona y Cambrils.
"Considero que lo que ocurrió este verano en Catalunya fue algo puntual, un hecho aislado, pero eso no es contradictorio con el hecho de que en este momento estén pasando en el mundo cosas preocupantes y desconcertantes, como es el resurgimiento de los nacionalismos extremos, de los populismos, donde líderes irresponsables están fomentando la exclusión y la negación de quienes son diferentes". Habla Reimers de movimientos neonazis, de populismos como el que ha llevado la fractura a Venezuela (su país de origen) y habla también de la radicalización religiosa alimentada por el Estado Islámico. Y eso, advierte, es justo lo contrario de lo que se debería hacer.
"A todos nos va a tocar en algún momento de nuestras vidas entrar en interacción con personas distintas a nosotros, de diversos orígenes culturales", reflexiona el profesor. "Bien porque interactuamos con sus ideas a través de los medios de comunicación, bien porque el trabajo está cada vez más desterritorializado y nos conectamos por motivos laborales, bien porque a través del viaje, por la migración o por el turismo, nos encontramos con esas personas diferentes", señala. "Y hemos de enseñar a los niños a estar preparados para ello", defiende.
Una de las necesidades de esta sociedad cada vez más globalizada "es por ejemplo producir una alfabetización religiosa" ¿Y eso es compatible con una escuela laica y aconfesional? "Es que cuando hablo de alfabetizar sobre temas religiosos no hablo de enseñar religión como práctica confesional, porque eso corresponde a las familias y a los grupos religiosos", puntualiza el profesor de Harvard. "La alfabetización religiosa -precisa- es enseñar cuáles son las religiones que hay en el mundo, cómo se han encontrado en el tiempo esas religiones y qué contienen".

Niños más cosmopolitas para evitar el conflicto 

"La escuela tiene la capacidad de hacer cosmopolitas a los niños, de hacerlos capaces de compartir con otros niños de diferentes religiones, de diferentes razas y de diferentes orígenes socioeconómicos", proclama el profesor, que es también investigador en políticas y programas de innovación educativa. "Evidentemente la integración no es solo labor de la escuela, porque hay otras instituciones que también educan a los niños, como las familias, los espacios de ocio y actividades extraescolares, pero estos no siempre defienden valores de ciudadanía global y la misión de la escuela es ser capaz de compensarlo", indica. 
A esa escuela, que es un elemento muy pequeño dentro de la gran trama de actores sociales con la que convive el niño, "hay que ayudarla de manera especial", subraya Reimers. Con el aumento de las desigualdades que ha traído la globalización, hay que invertir más que nunca en la escuela, afirma. "Las personas con mayor capital social, económico e intelectual son - explica- las que mejor se aprovechan de la globalización, porque están más atentas al desarrollo de sus hijos, porque viajan y porque tienen un mayor acceso a la cultura".
"Estamos viendo que un niño de cuatro años cuyos padres son universitarios tiene un vocabulario mucho más rico que el niño pobre de su misma edad y esa brecha, con el paso del tiempo, se hace aún más profunda", señala. Y las posibilidades de que las escuelas lo contrarresten "son cada vez más difíciles". Los intentos hechos por algunos países para evitar que la brecha se amplíe han sido bastante infructuosos hasta ahora, lamenta Reimers. "Hay mecanismos como las becas que ayudan a los estudiantes con talento y sin recursos, pero por ejemplo en EEUU se está viendo que no son la solución, porque la realidad es que estos alumnos llegan en un porcentaje muy bajo a las universidades más prestigiosas", advierte.

Opinión:

"Considero que lo que ocurrió este verano en Catalunya fue algo puntual, un hecho aislado, pero eso no es contradictorio con el hecho de que en este momento estén pasando en el mundo cosas preocupantes y desconcertantes, como es el resurgimiento de los nacionalismos extremos, de los populismos, donde líderes irresponsables están fomentando la exclusión y la negación de quienes son diferentes".

Para decir esto ¿en serio hay que ser profesor en Harvard?


Sinceramente, cualquier análisis (por muy cortito que sea el analista) coincidiría en un 99% con el que nos presenta el profesor en Harvard… pero me gustaría que gente con tanto conocimiento experto en Educación Internacional hablaran sobre qué es realmente el terrorismo, cual es la definición “internacional” más coincidente entre los diferentes países que lo sufrimos desde hace décadas… esperaría más información y menos obviedades.

18 noviembre 2017 (3) El País (opinión)

18 noviembre 2017 



Los juristas discrepan sobre la condena por replicar mensajes de enaltecimiento del terrorismo La dificultad de juzgar la intención de un retuit

El Tribunal Supremo está escribiendo en los dos últimos años su doctrina sobre los limites de la libertad de expresión en las redes sociales. Las condenas por enaltecimiento del terrorismo a la tuitera Madame Guillotine o al cantante César Strawberry trataron de fijar limites en un ámbito, el de las redes sociales, donde reina la anarquía. A esa doctrina judicial se ha sumado esa semana la condena a un hombre que retuiteó (replicó) mensajes y fotografías de apoyo a ETA, un fallo que ha generado discrepancias entre los juristas, que advierten de la dificultad de juzgar la intencionalidad de un retuit.
El abogado Carlos Sánchez Almeida, experto en Internet y cuyo despacho tiene en Twitter más de 33.000 seguidores, ha sido muy critico con las condenas a C6sar Strawberry o a la tuitera Cassandra Vera (que difundió tuits de burla sobre el atentado que mató al almirante Luis Carrero Blanco en 1973), pero suscribe la última resolución del Suprerno. "En delitos de odio, pornografía infantil o enaltecimiento del terrorismo basta con difundir", señala SAnchez Almeida, que advierte de que, en este caso, la condena no es por un retuit aislado, sino por la suma de muchos mensajes que el tuitero (que cumplió condena por pertenencia a ETA) había ido replicando en su cuenta. "Un solo retuit no es delito. El problema es cuando la suma de todos evidencia una intencionalidad de enaltecimiento del terrorismo", señala.
Con esta conclusión discrepa Miguel Angel Presno Linera, profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo. "No es una cuestión cuantitativa, sino cualitativa. Puede bastar un solo mensaje o retuit si este manifiesta claramente una intención de enaltecimiento del terrorismo. Pero puedes hacer 50 retuits y no tener esa voluntad", advierte. ;.
Pero cómo se interpreta la intencionalidad de un retuit? Los expertos también discrepan en esto. Hay unanimidad sobre que retuitear no es sinónimo de apoyar; pero, a partir de ahí, algunos expertos creen que entran en juego el contexto y el historial de mensajes, y otros, que una condena no puede basarse en una interpretación que no es 100% demostrable. "Un retuit tiene una presunción de neutralidad. Da la impresión de que quien redacta la sentencia no conoce las claves de las redes sociales", señala Presno Linera.
"Esta sentencia confirma una tendencia del Supremo que a mi juicio es preocupante", afirma Germán Teruel, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Murcia, experto en libertad de expresión. En su opinión, el alto tribunal no está aplicando adecuadamente la doctrina del Constitucional sobre la libertad de expresión, porque para limitar este derecho hay que valorar si se ha provocado "un riesgo cierto’. "Pero el Supremo hace una valoración por cómo suenan las palabras. Está valorando el fenómeno de Internet de una forma restrictiva o temerosa, basa sus sentencias en unos peligros potenciales abstractos, pero no en el riesgo real. Es un matiz, pero en ese matiz nos jugamos la libertad de expresión", advierte.

Jurisprudencia "de brocha gorda"

La condena por retuitear mensajes de enaltecimiento del terrorismo ha sembrado una duda en Twitter:. Cualquier persona que replique un tuit con un mensaje delictivo se convierte en delincuente? David Bravo, abogado especializado en derecho en Internet y con casi 446.000 seguidores en Twitter, asegura que no. "Comparto la preocupación, pero no se puede asentar la idea de que todo retuit de un tuit de enaltecimiento es delito", afirma. En su opinión, el caso que analiza la sentencia es "muy concreto" (una cuenta con muchos mensajes dedicados a enaltecer) y "difícilmente trasladable a otros”.

Con todo, cada sentencia del Supremo genera un precedente y el profesor de Derecho Constitucional Germán Teruel reprocha al alto tribunal estar diseñando una doctrina "muy de brocha gorda" para las nuevas tecnologías. "Veo casi un interés de exhibicionismo judicial para educar a la sociedad", apunta. "Es como si quisiera decir: ’No se me desmadren con las redes sociales".

Opinión:

Pues venga, a ver si ahora alguien se atreve a tomar medidas con dos tuits que dicen lo siguiente:

“Ada Colau dispara en la nuca a las víctimas de ETA en Hipercor”

“El auto de @sjpedraz es para echarlo de la carrera judicial y para volar la Audiencia Nacional. Los tuits satánicos son un delito de odio”

https://www.youtube.com/watch?v=7IinD650N2c

18 noviembre 2017 (2) La Vanguardia (opinión)

18 noviembre 2017   



Interior ve “sorprendente por absurdo” el ataque terrorista en Barcelona y Cambrils

El secretario de Estado cifra “muy por encima de los 100.000” los seguidores de líneas radicales del Islam en España
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha asegurado que están analizando “a fondo” el entorno de la célula terrorista que atentó el pasado 17 de agosto en Barcelona y Cambrils y ha tachado este ataque terrorista de “sorprendente por absurdo” porque los yihadistas “estaban integrados y no tenían denuncias por aspectos conflictivos”.
”Estamos analizando a fondo el entorno de las personas que decidieron atentar en Barcelona y es tremendamente sorprendente lo absurdo de esa situación”, ha precisado Nieto este viernes durante un seminario sobre la integración de musulmanes en Europa, en la Casa Árabe de Madrid.
Según ha precisado, los terroristas eran “personas todas con empleo, integradas, prácticamente todas de segunda generación, aunque la mayoría nacidos en Marruecos, con una altísima valoración de su comunidad y su entorno en el municipio de Ripoll y con ninguna denuncia por parte de ningún ciudadano sobre aspectos que pudieran entenderse conflictivos a raíz de la práctica religiosa”.
Además, el secretario de Estado ha cifrado en más de 100.000 el número de seguidores de líneas radicales del Islam en España. Así lo ha indicado después de que el portavoz de política para la integración del Parlamento de Hesse, Ismael Tipi, cifrara en “al menos 300.000” los simpatizantes del islamismo radical en Alemania y asegurara que unas 500 ó 600 personas están esperando su oportunidad para cometer un ataque.
”Existen algunos focos radicales. Se ha dicho también aquí que existen en Alemania. En España con un número inferior, no creo que estemos en 300.000 musulmanes radicales en nuestro país pero sí puedo asegurar que estamos muy por encima de los 100.000 seguidores de líneas radicales del Islam”, ha indicado el secretario de Estado de Interior.
En todo caso, Nieto ha defendido que la integración de los musulmanes en España se está realizando “con el mismo éxito” que la del resto de migrantes y ha rechazado las discriminaciones positivas o negativas en función de la religión.
En España, según ha recordado, viven casi dos millones de musulmanes, de los cuales en torno al 40% son españoles, y ha asegurado que “la convivencia es muy positiva”.
Si bien, ha lamentado que haya algunas personas que estén “utilizando el producto migración en beneficio propio”, usando a los migrantes no sólo para sacar rédito político o como “mercancía económica” sino también como “mercancía del terrorismo”.
”Hay quienes los usan como mercancía del terrorismo más fanático y más absurdo, que es lo que vimos en ese atentado de Barcelona y Cambrils; lo que ocurrió de una forma parecida en 2004 en Atocha y lo que estamos viendo que se repite de forma constante en Alemania, Reino Unido y el resto de países”, ha apuntado. Por ello, ha invitado a “estar alerta para que nadie utilice de forma torticera el dolor de tantas personas, el drama de muchas comunidades de muchos países”.

Opinión:

Cualquier atentado es absurdo, cualquiera lo cometa quien lo cometa… hay declaraciones de ciertos políticos que demuestran una talla política muy cortita…
Pero además, ya puestos, para mí también en absurda la actitud y la organización que desde su ministerio se sigue con algunas de las víctimas de los dos atentados mencionados… para entendernos, me consta que hay muchas personas que acudieron a los centros de atención que tres meses después, no figuran en ningún “listado oficial”.
Señor Ministro, ¿què? ¿esperando que llegue el 18 de agosto de 2018?


18 noviembre 2017 El Periódico de Barcelona (opinión)

18 noviembre 2017



El CNI admite contactos con el imán de Ripoll en 2014

Asegura que es una práctica habitual cuando aparecen indicios de terrorismo yihadista en un procedimiento

Abdelbaki Es Satty estaba encarcelado en Castellón por tráfico de drogas


El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tuvo contactos con el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty en el 2014, mientras él cumplía condena en la prisión de Castellón por tráfico de drogas, por transportar 121 kilos de hachís. El considerado responsable de haber adoctrinado al grupo de jóvenes que formaba la célula terrorista que cometió en agosto los atentados de Barcelona y Cambrils llevaba en la cárcel desde el 2011 y la abandonó en abril del 2014. 

Fuentes del CNI señalan que comunicaciones como las que se mantuvieron con el imán de Ripoll en esos cuatro meses de ese último año se enmarcan en una práctica habitual, también realizada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en cuanto aparece algún indicio relacionado con el terrorismo yihadista, con el objetivo de abrir una línea de investigación si resulta necesario. Es Satty había apuntado en su defensa que fue obligado a realizar el transporte por personas vinculadas al yihadismo.
Tras cumplir esa condena, iba a ser expulsado de España, pero un juez denegó la orden, al entender que tenía condición de residente de larga duración, lo que impedía que la medida se adoptara de forma automática solo por haber sido condenado por un delito penado con más de un año de prisión. Entonces se asentó en Ripoll y empezó a trabajar como imán. No levantó sospechas de ningún cuerpo policial hasta que murió en la explosión del chalé de Alcanar (Montsià), al manipular los explosivos conocidos como la 'madre de Satán' que preparaba para atentar contra monumentos de Barcelona. En ese tiempo aleccionó a los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils, en los que murieron 16 personas y más de un centenar resultaron heridas.

Sospechas por la operación Chacal

 

 

Nada más perpetrarse el mortal atropello de La Rambla se conoció que Es Satty había estado vinculado en el 2006 con una investigación por yihadismo. Era el sumario Chacal, en el que ni siquiera fue procesado, pese a haber sido imán y aparecer relacionado con la célula de Vilanova i la Geltrú, condenada por la Audiencia Nacional por enviar yihadistas a Irak, aunque luego ñla absolvió el Tribunal Supremo la por unas escuchas cuya autorización judicial no estaba suficientemente motivada. Viendo lo que había sido capaz de hacer en Ripoll y revisando ese procedimiento surgieron sospechas de que Es Satty solo había podido salir tan bien librado entonces por haber sido confidente de alguno de los cuerpos policiales que participaron en las pesquisas.

La policía había solicitado intervenir su teléfono en el 2005 y renunciado a ello un mes después. En el 2008, la Guardia Civil despachó en cinco párrafos su vinculación con la célula de Mohamed Mrabet. Su conclusión fue que aunque "existe relación directa con algunos de los integrantes de la célula, [...] no se ha encontrado participación en las actividades desarrolladas, ni en las reuniones, ni relevantes indicios de participación en acciones de captación o adoctrinamiento de adeptos". 

Una causa secreta



El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu investiga los atentados catalanes en una causa declarada secreta. En ella se revisa la vida de los autores de los atropellos y, por supuesto, de Es Satty, para encontrar cualquier pista que contribuya a esclarecer lo sucedido y evitar que cualquier implicado quede impune. Fruto de esas pesquisas se detuvo en septiembre en Vinarós a Said Ben Iazza, vinculado con la célula. Probablemente sea también ahí donde se determine si el imán de Ripoll se libró en la operación Chacal por haber sido confidente o, simplemente, porque aquella operación se produjo poco después de los atentados de Madrid y faltaba experiencia investigadora sobre el terrorismo yihadista.

Opinión:

Intuyo que quien esté personado en la causa podrá descubrir extrañas relaciones entre diferentes siglas policiales y presuntos confidentes… como me decía a modo de metáfora una víctima, Francis Ford Coppola está pensando en comprar los derechos de la historia… y estar dentro de la cuestión jurídica promete encontrarse con algunas sorpresas y algunos que llevan semanas acusando a distintos objetivos quizás se tendrán que replantear las decisiones tomadas.
Las prisas no son buenas consejeras.


viernes, 17 de noviembre de 2017

17 diciembre 2017 (3) El Periódico de Catalunya

17 diciembre 2017



Yihadismo y política exterior
Maria Amparo Tortosa-Garrigós

Cada vez más voces piden condicionar la relación con los países del Golfo a la contención del wahabismo


Existe una estrecha correlación entre nuestra participación en aventuras bélicas en el exterior, generando odios hacia Occidente ya de paso, y la búsqueda yihadista de nuevos acomodos, al verse forzado a encontrar nuevas bases de operaciones y vecindades con Occidente a medida que nuestras intervenciones armadas lo echan de sus enclaves tradicionales. El ejemplo más claro es que tras su cerco en Irak y Afganistán, y al no haber cerrado bien estas guerras planificando sus posguerras y no integrando a las facciones rebeldes, unido al brote de las revueltas árabes, su organización gemela, Estado Islámico (EI), se desplazó a Raqqa para apoyar la guerra en Siria y se aproximó más a nuestras fronteras, a países débiles o sin presencia de Estado que no pueden controlar estas nuevas presencias.
Era previsible que a medida que se liberaran Mosul y Raqqa tuviéramos un efecto rebote en nuestros países, lo que debería pesar más en la agenda exterior. EI tuvo un mayor crecimiento tras el brote de las revueltas árabo-musulmanas, al financiar en el 2013 el wahabismo saudí su expansión a Siria para derrocar al régimen de Al Asad sustentado por Irán, apoyado por países del Golfo y Turquía para penetrar zonas del Magreb y del Mashrek en las que no tenían influencia, siendo la milicia más financiada del mundo (en torno a 2.000 millones de dólares). El telón de fondo son las alineaciones entre países en torno al Irán chií y, por otro lado, la OTAN suní del Golfo y Turquía.
Recurrir a la guerra nos ha demostrado una y otra vez que, lejos de garantizar nuestra seguridad, la empeora, generando más respuestas vengativas contra Occidente. Dieciséis años de guerra en Afganistán han supuesto un gasto de 841.000 millones de dólares y que los talibanes controlen el 63% del país, más de 7.000 víctimas mortales internacionales y 31.419 afganas, sin contar los cientos de miles de heridos. La guerra de Irak está estimada en 1,7 billones de dólares, sin contar los gastos de los veteranos de guerra, y en 134.000 civiles muertos. La posguerra costará a los norteamericanos seis billones de dólares en los próximos 40 años. A España nos costó 260 millones de euros. El total de las guerras de Irak, Afganistán y Pakistán está cifrado en alrededor de los 4,4 billones, 272.000 muertos, 360.000 heridos y 7,8 millones de refugiados. Y tras esto tenemos un semillero de varias decenas de miles de radicalizados en Europa, más los combatientes que están por retornar.
Cada vez más voces piden condicionar las relaciones con los países del Golfo a cambio de contener el proselitismo wahabí, presente también en nuestros países. No sería una fórmula nueva, pues se hizo, y sin afectar a las políticas comerciales, con los países del Magreb-Mashrek para contener a los grupos nacionalistas islamistas tras la culminación de las descolonizaciones, con la Libia de Gadafi para rehabilitar y controlar terroristas cuando nos ha interesado, y con más países para contenernos la emigración.