miércoles, 30 de noviembre de 2011

19 noviembre 2011 El Mundo del Siglo XXI


19 novembre 2011




El company Arturo Sanagustín va publicar el dissabte 19 de novembre una referència en Robert, per la carta rebuda per part de Rafael Caride Simón. Ho va fer a la seva secció del diari “El Mundo”.




Robert Manrique ha querido contarme personalmente lo que sintió cuando recibió la carta de uno de los terroristas que le cambió la vida. Porque aquella tarde de 1987 le esperaba ETA. Hablo del atentado a Hipercor. Nunca he olvidado aquella tarde. Cuando se produjo el atentado yo, casualmente, pasaba por la acera de enfrente. Nunca he olvidado el humo, los gritos, las sirenas. Lágrimas, mangueras, caras tiznadas, incredulidad, impotencia. Manrique fue el delegado en Cataluña de la AVT. Cuando cambió su orientación fue expulsado por decir que la asociación se estaba utilizando para hacer política. Luego se creó otra catalana y hace unos años dimitió del cargo que tenía en la misma. Tras 24 años, reconocer el daño y sufrimiento causado, confesar que no se es insensible al dolor y al sufrimiento es poca cosa. Robert Manrique, una de las víctimas de ETA, quiere que los terroristas pidan perdón.

lunes, 28 de noviembre de 2011

14 noviembre 2011 (2) Diari de Girona



14 novembre 2011 (2)



Els companys del “Diari de Girona” van publicar la noticia, tot ampliant-la una mica mes amb un important detall. Tot just estavem reunits amb en Robert quan va rebre una trucada de una víctima que estaba llegint la noticia i el va felicitar. No podia ser d'altra manera.


El Govern Basc vol reunir les víctimes de l´atemptat d´Hipercor amb presos d´ETA


La Direcció d'Atenció a les Víctimes del Terrorisme del Govern Basc ha contactat amb dues víctimes de l'atemptat d'Hipercor de Barcelona per tal de proposar-los participar en un programa de mediació entre víctimes i presos d'ETA.


Es tracta de Roberto Manrique i de Rafael Güell, dues víctimes de l'atemptat de la banda el 19 de juny de 1987 al centre comercial Hipercor de l'Avinguda Meridiana de Barcelona, amb qui van contactar aquest estiu, mesos abans que ETA decidís anunciar el cessament definitiu de la lluita armada després de 43 anys, tal com va anunciar el 20 d'octubre a través d'un comunicat.


Manrique era carnisser al supermercat i la dona de Güell, Milagros, va morir a l'aparcament per l'explosió de la bomba, i cap dels dos han acceptat iniciar aquest programa. Manrique, excoordinador del servei d'informació i orientació de les víctimes del terrorisme a Catalunya, no va voler participar perquè està a l'espera que culmini un altre procés en paral·lel: que un dels autors d'Hipercor li demani perdó.


14 noviembre 2011 Noticias de Alava

14 novembre 2011


Molts diaris publicaven noticies sobre la carta rebuda per en Robert i sobre les propostes per unes trobades entre unes poques víctimes i alguns terroristes. El  diari “Noticias de Alava” ho publicava així el dia 14 de novembre.

Maixabel Lasa plantea un encuentro entre víctimas y etarras

Los dos contactados, afectados por el atentado de Hipercor, rechazan la iniciativa

La Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, encabezada por Maixabel Lasa, ha contactado con dos víctimas del atentado de Hipercor de Barcelona para proponerles la posibilidad de participar en un programa de mediación entre víctimas y presos de ETA.
Se trata de Roberto Manrique y de Rafael Güell, dos víctimas del atentado de la banda el 19 de junio de 1987 en el centro comercial, con quienes contactaron este verano, meses antes de que ETA decidiera anunciar el cese definitivo de la lucha armada.
Ambos han rechazado la propuesta. Manrique matizó que está a la espera de que un activista que se dirigió a él vía postal reconociendo el daño causado le pida también perdón por el atentado.




























10 noviembre 2011 La Vanguardia


10 novembre 2011 (2)  
 
La companya Lorena Ferro de “La Vanguardia” també va parlar amb en Robert sobre la carta enviada pel membre d’ETA Rafael Caride Simón. L’entrevista es va publicar el dia 10 de novembre. 

Un etarra del Hipercor escribe por primera vez a una víctima admitiendo el daño causado
El ex presidente de la AVT en Catalunya Robert Manrique celebra la misiva y espera que también llegue la petición de perdón

Desde hace unos días el teléfono de Robert Manrique (Barcelona, 1962) no para de sonar. El que fuera presidente de la AVT en Catalunya y una de las cabezas visibles de las victimas de ETA recibió en mayo, aunque la noticia ha trascendido hace pocos días, la carta de uno de los terroristas condenados por el brutal atentado de Hipercor que él sufrió directamente. En la misiva –es la primera vez que un terrorista le envía una carta de estas características a una de sus víctimas- el etarra 
Rafael Caride reconoce “el daño ocasionado”. Además Manrique también ha recibido otra carta firmada por ocho miembros de ETA que ha sido enviada a más víctimas. Estos significativos sucesos junto con el reciente anuncio del cese definitivo de la lucha armada de ETA le dan a Robert Manrique esperanzas para creer que la pesadilla ha acabado. Ahora Manrique, que permitió que le enviaran la misiva tras un proceso de mediación en el que intervino Lokarri, exige a Caride el gesto más importante: que el terrorista, condenado por la matanza de Hipercor y recluido en la prisión de Nanclares de Oca, pida perdón.

La carta llegó en mayo pero ha trascendido ahora ¿Por qué no lo explicó entonces?
No lo quería decir hasta que llegara la segunda, pero la información se filtró.

¿Va a haber una segunda misiva?
Espero. En la que pida perdón. Ya lo he hablado con la gente de Lokarri.

Pero nadie la ha dicho que eso vaya a suceder…
No. Pero tampoco nadie me dijo que habría una primera. Caride reconoce en la carta el daño pero no ha dicho “perdón”. Falta ese detallito…

¿Qué sintió al recibir la carta?
Fue una mezcla… Pero si tengo que escuchar a alguien sobre este tema ha de ser a los cuatro terroristas de Hipercor: Caride, Troitiño, Ernaga y Arróspide. A mí que me vengan otros terroristas no me vale, esos que se vayan a sus víctimas.

¿Con la misiva revivió todos los años de lucha?
Más que con la carta, eso me sucedió con el comunicado de ETA una semana antes. Mi hijo me llamó llorando y diciendo “Ya no habrá ningún niño que sufra lo que hemos sufrido nosotros”. Esa frase es demoledora. Y cuando en mayo me llegó la carta ya tenía claro que mi familia y yo habíamos vencido a ETA.

¿Sospechaba que algo iba a cambiar?
Pensé que alguna cosa había porque no es normal que un etarra tenga la sensibilidad, si lo quieres llamar así, o la humanidad de decir “me he dado cuenta del daño que he hecho”. Caride lleva ocho años en la cárcel, igual ya ha pensado. Además, aunque pida perdón no se le va a reducir la condena así que se está arriesgando ante su colectivo.

¿Le parecen suficientes las palabras de Rafael Caride?
Me parecen positivas, pero falta que pida perdón.

¿Las ve sinceras?
Es que si no fueran sinceras no entendería el sentido de la carta.

¿Qué cree que ha llevado al terrorista a dar este paso?
No lo sé… Quizá en algún momento de su estancia en la cárcel el cerebro le ha hecho un crack y ha pensado "¿¡Pero que he hecho!?" La cárcel sirve para esto.

¿Cree que Caride le pedirá perdón?
(Respira hondo). No lo sé… No te lo sé decir. Pero tampoco me imaginaba que hicieran esto hace medio año. Era algo impensable. Si me dicen el 27 de marzo que un etarra me iba a enviar una carta no me lo habría creído.

¿Las otras victimas del atentado de Hipercor no le han preguntado por qué Caride únicamente le ha escrito a usted?
Algunas me lo han preguntado, otras no se han atrevido… A mi ya hace años que me tienen clichado porque he estado dando la cara en cualquier tema, en debates con abogados de Batasuna, etc. Un miembro de Lokarri me dijo “Es que tu no has hecho una declaración fuera de lugar. Nunca has hablado de venganza o de rencor”. También es verdad que a mi no me han matado a nadie… Pero también hay victimas que nada más producirse el atentado, en el mismo entierro, han dicho: “Yo les perdono”.

Entonces ¿no le ha sentado mal a nadie?
De toda la gente con la que he hablado, a nadie. Me han llamado personas del País Vasco diciendo “Qué bien, Roberto, este es el mensaje”.

¿Cuál?
Que hemos de estar tranquilos porque nadie va a pasar por lo que hemos pasado nosotros. Ahora son los jueces y los políticos los que tienen que hacer su trabajo… Y las víctimas tenemos que hacer el nuestro: trabajar para ayudarnos los unos a los otros, conseguir que las leyes sean mejores…

¿Se entrevistará con Caride en la cárcel?
Es una posibilidad…

¿De qué depende?
De que pida perdón.

¿Y qué le diría?
Le preguntaría lo mismo que le pregunté a Troitiño y Ernaga en el juicio de 1989: ¿Por qué Hipercor?

Es la primera vez que un terrorista escribe a una víctima una carta así ¿Es un triste privilegio?
En absoluto. Es la consecuencia del trabajo bien hecho.

¿Bien hecho por quién?
Por mí (risas). Y por la gente que me ha apoyado en todo esto. Con la antigua AVT seguramente a nivel ideológico no coincidimos en nada excepto en decir que hay que trabajar para que acabe el terrorismo. Muchos me han dicho que da lo mismo a quién envíen la carta, que lo importante es que se den cuenta del daño que han hecho. Esto no es un honor ni un privilegio, es la consecuencia de casi 24 años de perseverancia, de morderte la lengua muchas veces, de cientos de horas de trabajo atendiendo a victimas cabreadas, etc. Es un trabajo de muchos años que hemos hecho cuatro.

Usted dice que perdonar es algo muy personal ¿Si Caride le pide perdón qué haría? No lo tengo claro todavía. Hay un 85% de posibilidades que dijera que sí. Además es un tema de coherencia. Quizá el perdón depende de cada circunstancia… Pero conozco muchas victimas con muertos en la familia que han pasado momentos atroces y que me dicen que ya han perdonado al asesino y que ni se acuerdan de la cara que tiene… Otros, en cambio, con un corte en el dedo del pie montan unos guirigalls…

Hay que pasar página.
Hay una frase que creo que el 99% de las victimas hemos dicho en alguna ocasión: que mi atentado sea el último. Y ahora que ya no hay atentados ¿qué queda por hacer? ¿si te piden perdón decir que no? Por coherencia entiendo que se debería aceptar. Yo seguramente lo aceptaría pero no se me ocurriría hablar en nombre de otras víctimas.

La hija de Ernest Lluch dice que hay que apartar a las victimas de la negociación porque es una tarea que hay que hacer “con la cabeza fría” ¿Está de acuerdo?
Absolutamente. Conocí a Ernest en 1999 en un acto por el aniversario de Hipercor y tuvo un detalle que me llegó: le pedí que subiera al escenario y me dijo que no porque estaba allí como ciudadano y no quería protagonismo. Al año siguiente lo mataron.

¿Como vivió el anuncio del cese definitivo de la actividad armada de ETA?
El 20 de octubre estaba en casa hablando con un compañero periodista y de repente me dijo “te dejo porque ahora te va a llamar todo Dios”: había salido el comunicado. Me llamó tanta gente que a algunos aún no les he podido devolver la llamada.

¿Cuál cree que es el siguiente paso a nivel de negociación?
Lo que diga la ley. Hay una norma que dice que los etarras pueden ser acercados y si la ley lo dice no hay que oponerse. Me da lo mismo que Caride esté en Galicia o en Nanclares, mientras esté en prisión. Como si quieren meterlo en la cárcel de delante de su casa. Pero hay que cumplir la condena que marque la ley.

¿Y las victimas tienen que dar algún paso ahora?
Más de lo que hemos hecho no podemos hacer. Nuestros hijos han crecido sin rencor. Pero cuando oyes gente que dice “si no hay justicia habrá venganza” piensas “en mi nombre no” porque muchos no estamos de acuerdo con eso.

Dice que no cree en un perdón generalizado…
ETA tiene que pedir perdón pero son 700 terroristas y todos no lo van a hacer. Habrá zumbados tipo Txeroki a los que les importe un pimiento la víctima y otros como Caride que digan “quizás es el momento de decir que nos hemos equivocado porque hemos hecho mucho daño”.

¿Le ve futuro a ETA?
No. Se ha acabado. Cuando empecé a leer el comunicado pensaba que era lo de siempre, pero la clave está en que dicen que es un cese definitivo.

Aún así hay quien no se fía de ellos…
Si ETA ha hecho este comunicado es por algo. A nivel policial y jurídico se ha hecho un trabajo acojonante y los hemos acorralado. Desde el 20 de octubre le veo futuro 0 a ETA.






13 noviembre 2011 Grupo Vocento

 
13 novembre 2011
Els diaris del Grupo Vocento van publicar aquesta noticia, basada en la nota de l’Agència Europa Press, el 13 de novembre de 2011.

El Gobierno vasco contacta con dos víctimas de Hipercor para que se reúnan con presos


 
idVideo=1272721893001#;#w=640#;#h=360#;#idPlayer=292369646001#;#url=/rc/20111113/mas-actualidad/nacional/dificil-camino-hacia-reconciliacion-201111131627.html#;#pie=El difícil camino hacia la reconciliación#;#entradilla=Roberto Manrique, víctima del atentado de ETA de Hipercor ocurrido en 1987, ha rechazado la propuesta de tener un encuentro con Rafael Caride Simón, uno de los autores del atentado, porque está a la espera de recibir una segunda carta en la que le pida perdón.#;#comentarios=-#;#idDiv=AG-20111113_125502_VictimaETAhipercor_1_22-_-1321378770886_307#;#imgPatrocinio=#;#urlPatrocinio=#;#clickcommand=#;#site=diariovasco#;#rSociales=true#;#autor=Europa Press#;#apoyoTexto=#;#apoyoURL=#;#antetituloTexto=fin a 51 años de terror#;#comment=#;#idRefencia=AG-20111113_125502_VictimaETAhipercor_1_22
La Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco ha contactado con dos víctimas del atentado de Hipercor de Barcelona para proponerles la posibilidad de participar en un programa de mediación entre víctimas y presos de ETA. Se trata de Roberto Manrique y de Rafael Güell, dos víctimas del atentado de la banda el 19 de junio de 1987 en el centro comercial Hipercor de la avenida Meridiana de Barcelona, con quienes contactaron este verano, meses antes de que ETA decidiera anunciar el cese definitivo de la lucha armada tras 43 años, tal y como anunció el 20 de octubre a través de un comunicado.

Manrique era carnicero en el supermercado y la mujer de Güell, Milagros, murió en el aparcamiento por la explosión de la bomba, y ninguno de los dos han aceptado iniciar este programa. En una entrevista de Europa Press, Manrique, excoordinador del servicio de información y orientación de las víctimas del terrorismo en Cataluña, ha explicado cómo se reunió en un bar del centro de Barcelona con la directora de Atención a las Víctimas, Maixabel Lasa, y el asesor Txema Urkijo. Ellos le plantearon la posibilidad de reunirse con presos de la organización terrorista, aunque él no quiso participar porque está a la espera de que culmine otro proceso en paralelo: que uno de los autores de Hipercor le pida perdón.

Carta de un etarra

El día 4 de mayo recibió en su buzón una carta con el membrete de Lokarri dirigida a él de parte del etarra Rafael Caride Simón, miembro del comando Barcelona, condenado por su participación en el atentado de Hipercor. La carta tiene fecha del 27 de enero de 2011 y contiene fragmentos como éste: "Reconozco el daño y sufrimiento que causaron en personas como usted las acciones llevadas a cabo durante nuestra militancia en ETA. No soy insensible al dolor que las mismas generaron; de ahí mi compromiso sincero en tratar de ayudar a cerrar esas heridas y en que nadie más sufra lo que ustedes han sufrido".

"Considero que quienes hemos tomado parte en este conflicto tenemos el deber moral y político de implicarnos en la resolución final del mismo", expone también. Manrique sigue a la espera de que, tal y como le planteó por teléfono al coordinador de Lokarri, Paul Ríos, Caride le mande una segunda misiva en la que le pida directamente perdón. Por ello, de momento descarta acogerse a la propuesta de la Dirección de Atención a las Víctimas, porque con quien cree que debe hablar es con quienes cometieron su atentado.

"Para un terrorista es más difícil enfrentarse a los que le han jodido la vida", ha argumentado Manrique, que explica que por lógica el compromiso personal con tus víctimas directas es más fuerte si te diriges a ellos y demuestra que hay que tener valentía. Sobre si se reuniría con Caride o con otro de los tres condenados por Hipercor, contesta: "Dejo la puerta abierta", aunque a continuación matiza que siempre que llegue 'la segunda carta'. No obstante, no confía en que los otros tres condenados por el atentado barcelonés Santiago Arróspide Sarasola, Domingo Troitiño Arranz y Josefa Ernaga Esnoz sigan la senda iniciada de manera personal por el que fuera jefe del comando Barcelona.


























10 noviembre 2011 Onda Cero

10 novembre 2011
Desprès de la noticia apareguda el diumenge 30 d’octubre, deu dies desprès encara estàvem contactant amb en Robert. La companya Julia Otero li ve fer una excel·lent entrevista en el programa “Julia en la Onda”. Va ser la tarda del dijous 10 de novembre.

Entrevista a Robert Manrique, ex presidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo
"Nos gustaría recibir otra carta en la que pidiera perdón"
El ex presidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo, Robert Manrique, destinatario de la carta de uno de los terroristas que perpetró el atentado de Hipercor, ha estado en Julia en la Onda. “Cuando esa segunda carta llegue, me plantearé el poder ver a ese individuo en un cara a cara”

La entrevista ha arrancado con Robert Manrique contándonos que ya sabía que recibiría la carta del etarra: “Estaba prevenido, esa es la palabra correcta. Me habían llamado para preguntarme si sería una molestia recibir una carta de parte de uno de los autores del atentado de Hipercor, concretamente de Rafael Caride Simón, escrita en ordenador, pero firmada por él. En uno de los párrafos finales él reconoce el daño causado. La frase de que ‘nadie sufra lo que su familia y tantas y tantas víctimas han sufrido en España’ me parece la más coherente de toda la carta”.

Sobre la posibilidad de un futuro encuentro entre ambos, Robert dice estar “encantado de ir a Vitoria las veces que haga falta. Por descontado. Pero dicho esto, lo que nosotros hemos respondido como familia, a través del intermediario, es que nos gustaría recibir otra carta en la que pidiera perdón. Cuando esa carta llegue, me planearé el poder ver a ese individuo”.

En caso de que se produjese dicho encuentro, no sabe qué le diría y es que “aún no me lo he planteado. Por predisposición personal y familiar, nosotros siempre hemos dicho que no queremos que nadie sufra lo que   hemos sufrido nosotros. Queremos que esto se acabe ya de una vez. Si piden perdón, vamos a plantearnos al menos, como familia, qué hacer”.
Reconoce que la carta recibida “es un paso, naturalmente. ¿Optimista? pues sí, desde mayo soy más optimista. El comunicado definitivo me hace confiar. Yo lo resumo en una frase que me dijo mi hijo mayor, que tiene ahora 27 años y tenía 3 cuando el atentado: ningún niño más va a sufrir lo que él y su hermano ha sufrido”.






02 noviembre 2011 ABC

02 novembre 2011
Els companys del diari “ABC” van publicar dades sobre la carta rebuda per en Robert. Les opinions de l’AMIC Robert son dignes de reconeixement, sobre toit quan exigeix que cada persona te dret a opinar individualment.

Manrique: «Soy el único que ha recibido la carta de su propio terrorista»

Roberto Manrique, víctima de la masacre de Hipercor por parte de ETA, relata su historia y reconoce que perdonar es algo muy personal

La vida se truncó para 21 personas aquel 19 de junio de 1987. Para otros, fue el peor sueño de sus vidas. Veinte años después, el expresidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo, Roberto Manrique, víctima de aquel atentado de Hipercor, ha recibido una carta de arrepentimiento de uno de los autores de la masacre, el etarra Rafael Caride Simón, miembro del comando Barcelona.
Para Manrique la carta «está bien» y resulta «sorprendente», aunque lamenta «algo más por su parte» pero considera que falta algo: la petición de perdón. Entrevistado en el programa «Queremos hablar» de ABC Punto Radio, Manrique ha relatado una historia que casi le cuesta la vida. «Soy el único que ha recibido la carta de su propio terrorista», ha asegurado, al tiempo que ha dejado claro que «no tendría sentido recibir el de otra víctima».
Pese a todo, no olvida. «Cuando oigo hablar a alguien del perdón no estoy de acuerdo», ha añadido, al tiempo que ha reconocido que «Perdonar es algo muy personal». Manrique ha puesto ejemplos de otras víctimas que perdonan en el «momento del atentado», otras que aseguran que «jamás perdonarán» mientras que él, al igual que otros, piensan en qué hacer al respecto. Lo que tiene claro es que «no tiene sentido hablar del perdón como algo genérico» porque, a su juicio, «nadie puede hablar en nombre de los demás. Es un tema muy individual y familiar».

01 noviembre 2011 Diario Vasco


01 novembre 2011  
El company Antton Iparaguirre també va fer la seva crònica en el “Diario Vasco” del dia 1 de novembre.

 

“Estaría dispuesto a un cara a cara con el etarra Caride Simón si me pide perdón”
Recibió una carta de uno de los autores de la matanza y ahora espera que le remita otra para decidir si se reúnen


Roberto Manrique trabajaba como carnicero en Hipercor el 19 de junio de 1987 y fue una de las víctimas del atentado más sangriento de ETA. Desde entonces uno de los mayores deseos de este hombre de 49 años y que sufre secuelas ha sido ver cara a cara a los autores de la matanza y que le expliquen el porqué. Ahora puede ser posible el encuentro con uno de ellos.

El pasado 4 de mayo recibió en su domicilio una carta firmada por Rafael Caride Simón, 'Lutxo', miembro del comando Barcelona que perpetró el atentado. «Reconozco el daño y sufrimiento que causaron en personas como usted las acciones llevadas a cabo durante nuestra militancia en ETA. No soy insensible al dolor que las mismas generaron; de ahí mi compromiso sincero en tratar de ayudar a cerrar esas heridas y en que nadie más sufra lo que ustedes han sufrido», manifiesta en su escrito el etarra, de 66 años y condenado a 790 años de prisión. Desde febrero de 2010 cumple la pena en la prisión de Nanclares.


La misiva estaba fechada el pasado 27 de enero, pero no se envió a Correos hasta el 20 de abril, siendo su destinatario Lokarri. El responsable de la red ciudadana, Paul Ríos, telefoneó el 29 de marzo a Roberto Manrique para preguntarle si estaría dispuesto a recibir la carta. Éste le respondió que sí. «Era lo que he estado esperando desde hace 24 años», afirma. «En julio, mi mujer e hijos decidimos responder, también por carta, al etarra», agrega el expresidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (Acvot).


«Es un primer paso, pero insuficiente. El hecho de que reconozca el daño causado es importante, pero eso no implica que pida perdón, y esto es lo que le reclamo en mi carta de respuesta», afirma Manrique. Señala que desde el Gobierno Vasco se han hecho ofrecimientos a víctimas para que puedan reunirse con presos. Asegura que si se produce la respuesta que espera de Caride se pondrá en contacto con los responsables de la Oficina de Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa y Txema Urquijo, para ver cómo se podría producir el encuentro con el etarra en prisión. «No sé qué pasará si estoy cara a cara ante él. En el 2003 le vi en el juicio de la Audiencia Nacional, pero no es lo mismo que verle a solas», admite.

31 octubre 2011 (4) Diario de Noticias


31 octubre 2011 (4)

Altres companys tanbè van contactar amb en Robert des de molts indrets de l'Estat. Els medis bascos es van bolcar en la noticia. De fet, un català ha estat la primera víctima del terrorisme que rep una carta de part directa del propi terrorista. El que fa el mal es dirigeix a qui ha patit el mal causat. I tenia que ser l'AMIC Robert. Vint-i-dos anys de feina ben feta portaven a aquest "privilegi". O potser a aquest reconeixement?

El company Alberto Abaitua ho presentava així en el Diario de Noticias de Alaba:

"¿Si perdonaría lo que hicieron? Primero que me pidan perdón"
una víctima del atentado de hipercor recibe una carta de un activista reconociendo el daño causado

Roberto Manrique recuerda cada día el atentado de Hipercor del que fue víctima hace un cuarto de siglo. Nada ni nadie puede evitar ese miedo. A principios de año los recuerdos llegaron con más nitidez de la habitual. La carta que uno de los activistas procesados por este crimen le remitió en enero devolvió a su mente, una vez más, los dramáticos instantes de aquel 19 de junio. En la misiva que ayer publicó El Mundo, Rafael Caride reconoce el "daño y sufrimiento" que la acción terrorista provocó en personas como Manrique, exresponsable de la Oficina de damnificados por el terrorismo en Cataluña.

Este periódico se puso en contacto con Manrique a través de una llamada en la que la víctima reconoció el impacto que le causó la carta de Caride, trasladada a través de Lokarri. "Pese a no pedir perdón, que espero que lo haga en una próxima carta, existe un reconocimiento del daño causado, de lo que sucedió. Creo que es un hecho insólito si exceptuamos a otro miembro de ETA como Sueskun", apunta Manrique, quien añade que al ser preguntado por si le perdonaría, responde tajante: "Primero que me pida perdón".

Si el perdón que solicita se convierte en realidad, el exresponsble de la Oficina de víctimas está dispuesto a mantener un encuentro con Caride, aunque el ciudadano catalán tiene claro que este acercamiento no debe suponer ningún beneficio penitenciario para el exactivista. Él fue condenado como autor material por la Audiencia Nacional a 790 años y medio de cárcel junto al exdirigente etarra Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros, del atentado perpetrado por ETA el 19 de junio de 1987 en el Hipercor de la avenida Meridiana de Barcelona, en el que murieron 21 personas y otras 44 resultaron heridas.

La sentencia consideró probado que Santi Potros autorizó la colocación de la bomba, dentro del objetivo de la organización terrorista de atentar contra empresas de capital francés, y proporcionó los medios necesarios para que Caride Simón, junto con Domingo Troitiño y Josefa Ernaga cometieran el atentado.

En el atentado a Hipercor la totalidad de los muertos fallecieron por por asfixia y quemaduras de segundo y tercer grado que les afectaron en el 60 y el 80% de sus cuerpos. Otras 45 personas resultaron heridas de distinta consideración y se produjeron numerosos daños.




31 octubre 2011 (3) Diario de Navarra


31 octubre 2011 (3)


 "¿Si perdonaría lo que hicieron? Primero que me pidan perdón"
Una víctima del atentado de Hipercor recibe una carta de un activista reconociendo el daño causado

Roberto Manrique recuerda cada día el atentado de Hipercor del que fue víctima hace un cuarto de siglo. Nada ni nadie puede evitar ese miedo. A principios de año los recuerdos llegaron con más nitidez de la habitual. La carta que uno de los activistas procesados por este crimen le remitió en enero devolvió a su mente, una vez más, los dramáticos instantes de aquel 19 de junio. En la misiva que ayer publicó El Mundo, Rafael Caride reconoce el "daño y sufrimiento" que la acción terrorista provocó en personas como Manrique, exresponsable de la Oficina de damnificados por el terrorismo en Cataluña.

Este periódico se puso en contacto con Manrique a través de una llamada en la que la víctima reconoció el impacto que le causó la carta de Caride, trasladada a través de Lokarri. "Pese a no pedir perdón, que espero que lo haga en una próxima carta, existe un reconocimiento del daño causado, de lo que sucedió. Creo que es un hecho insólito si exceptuamos a otro miembro de ETA como Sueskun", apunta Manrique, quien añade que al ser preguntado por si le perdonaría, responde tajante: "Primero que me pida perdón".

Si el perdón que solicita se convierte en realidad, Manrique está dispuesto a mantener un encuentro con Caride.